¿Qué es el Acuerdo de Ginebra?

Imprimir

 

El Acuerdo o Iniciativa de Ginebra, como se conoce el plan alternativo para el proceso de paz en el Medio Oriente, fue dado a conocer en Suiza.

Es un plan de paz no oficial con miras a lograr una solución para el conflicto de Medio Oriente, auspiciado por un grupo de intelectuales y políticos israelíes y palestinos.

Es el resultado de dos años y medio de negociaciones, mantenidas en secreto, encabezadas por el ex ministro de Justicia de Israel Yossi Beilin y el ex ministro de Información palestino, Yasser Abed Rabbo. Ambos fueron intermediarios oficiales del proceso de paz.

El plan lleva el nombre de "Acuerdo de Ginebra" porque las negociaciones fueron respaldadas por diplomáticos suizos.

La iniciativa, que fue lanzada en Ginebra el 1 de diciembre de 2003, goza de respaldo europeo, además del apoyo verbal del secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan.

¿Qué propone este proyecto?

El marco general es el siguiente:

Los palestinos deberán renunciar al derecho de retorno de millones de refugiados que han salido o han sido expulsados de sus tierras a lo largo de varios conflictos.

Unos pocos podrán retornar, pero sólo con el consentimiento de Israel, mientras que otros podrían regresar a un eventual estado palestino en Cisjordania y en la Franja de Gaza o instalarse permanentemente en los países que hoy los hospedan, principalmente Jordania, Siria y Líbano.

Algunos recibirán algún tipo de compensación.

Los palestinos, por su parte, tendrían que reconocer la existencia del Estado de Israel y recuperarían el 97,5% del territorio ocupado por Israel durante la guerra de 1967.

La mayoría de los asentamientos en Cisjordania y la Franja de Gaza se levantarían, pero Israel podría anexar dos al este y oeste de Jerusalén y 12 adicionales en la zona este de Jerusalén.

Jerusalén sería dividida administrativamente pero no físicamente.

El sitio religioso más importante, conocido por los israelíes como Monte del Templo y como Noble Santuario por los musulmanes, quedaría bajo soberanía palestina.

Un contingente internacional garantizaría el acceso de visitantes.

Israel se quedaría con el llamado Muro de los Lamentos y el barrio judío sería mantenido.

Jerusalén se convertiría en la capital de dos estados.

Los compromisos clave, en este acuerdo, son el derecho al retorno y la división de Jerusalén.

Al renunciar al derecho al regreso de sus inmigrantes, los palestinos abandonarían toda esperanza de establecer un Estado palestino único.

Al desprenderse del Monte del Templo, Israel aceptaría la división de Jerusalén, a lo que siempre se ha opuesto.

¿En qué difiere la nueva propuesta del plan respaldado por los Estados Unidos, conocido como Hoja de Ruta?

Este acuerdo va más lejos que la Hoja de Ruta y es más específico.

Mientras que este último plantea que antes de resolver el tema de los asentamientos y fronteras hay que crear las condiciones de seguridad necesarias, el plan de Ginebra establece contiene propuestas territoriales concretas.

La paz tendría que surgir una vez puestos en marcha los puntos propuestos.

¿Cómo han reaccionado a esta propuesta los líderes israelíes y palestinos?

Ni el gobierno de Israel ni el Consejo Legislativo palestino han respaldado el acuerdo.

El ex primer ministro israelí, Ariel Sharon, calificó a Beilin y sus colegas negociadores como traidores. Sharon dijo en ese entonces que la iniciativa, "daña a Israel y es un error".

Grupos palestinos de postura dura, incluyendo a la Jihad Islámica y al Movimiento de Resistencia Islámica, también han dicho que los negociadores palestinos son traidores por haber renunciado al derecho de retorno.

¿El acuerdo goza de respaldo popular?

Una copia del Acuerdo de Ginebra fue enviada a todos los hogares de Israel y fue impresa en todos los diarios palestinos.

Según una encuesta publicada poco después de presentada, el 55,6% de los palestinos y 53% de israelíes lo respaldaron.

En Israel, los arquitectos del plan esperan que el público apoye su iniciativa y que este respaldo sirva para presionar al primer ministro.

Para algunos analistas en Israel, la propuesta ha sido reforzada por una baja en la confianza que el público tiene en la habilidad del 1er. Ministro para poner fin al conflicto entre Israel y los palestinos.

Apoye la Iniciativa de Ginebra: envíe un e-mail a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Escriba en la línea de asunto: "Apoyo Ginebra", e informe su nombre completo, profesión/actividad y ciudad/provincia.

¿Por qué donar a
Argentinos Amigos de Paz Ahora?