Israel obsesionado por sus errores en Gaza

Imprimir

Escrito por SHLOMI ELDAR

Resultado de imagen para militantes de hamasEl 26 de julio se cumple el décimo aniversario de la retirada de Israel de la Franja de Gaza. El desalojo de los asentamientos del bloque de Gush Katif y centro de la Franja de Gaza y el despliegue de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) a lo largo de la frontera internacional son percibidas por una mayoría de los israelíes como un error histórico que convirtió a Gaza en una amenaza para la seguridad de Israel, particularmente con sus comunidades del sur. Encuestas realizadas después de la retirada, antes de que Hamas se hiciera del poder por la fuerza en la Franja de Gaza y los años siguientes, han demostrado consistentemente que incluso los que apoyaron la dramática decisión tomada por el primer ministro Ariel Sharon en aquel momento, terminaron creyendo que estuvieron equivocados.

La sensación que siente la mayoría de haberse quedado con la peor parte, se origina en la infundada esperanza que la retirada de la FDI y el desalojo de los asentamientos acabarían con las demandas palestinas por un final de la ocupación y que ellos dedicarían sus energías en reconstruir sus vidas en la Franja de Gaza. No sólo Gaza se ha convertido en una amenaza significativa para la seguridad de Israel en los últimos 10 años, sino también paradójicamente, las medidas tomadas por el ejército de Israel para detener el lanzamiento de cohetes hacia su territorio, han dañado sus relaciones exteriores y su posición internacional.

Aún cuando los hechos hablan por si mismos, la cuestión sigue siendo: ¿Pudieron las cosas haber ocurrido de un modo diferente? ¿Fue la retirada israelí de Gaza un colosal error histórico? y si Sharon no hubiera hecho esa dramática movida, ¿las cosas habrían resultado distintas?

Lo mejor es empezar por discutir el estado de seguridad de los asentamientos judíos en Gaza en vísperas de la desconexión. Hasta la evacuación, los asentamientos de Gush Katif estaban sometidos a ataques terroristas diarios. Cerca de 6.000 proyectiles de mortero fueron disparados durante la segunda Intifada (2000-2004) desde la cercana ciudad de Gaza de Khan Yunis a las comunidades que se convirtieron cada vez más en fortalezas. Las carreteras que conducen desde la zona de Kissufim a Gush Katif fueron designados objetivos por las organizaciones palestinas en la Franja de Gaza. El establishment de defensa israelí y el liderazgo político, el principal de ellos Sharon, sabían muy bien que la seguridad y la protección de los residentes de Gush Katif y el centro de Gaza no podían ser sostenidos por mucho tiempo.

Pero la desconexión que Sharon anunció en la Conferencia de Herzlya en diciembre del 2003, no se produjo para terminar con el deterioro de la seguridad en Gaza, ni tampoco surgió por el bienestar de los colonos allí residentes. Sharon, quien acuñó el slogan “Netzarim (un asentamiento en Gaza) y Tel Aviv son uno y lo mismo” llevó a cabo la desconexión en un intento de detener otro: La Hoja de Ruta para la Paz en Medio Oriente de George W. Bush del 2003. La hipótesis de trabajo de Israel era que si se iniciaba una fuerte movida diplomática, sería posible obstaculizar el plan americano, que abogaba por una retirada israelí de la Franja de Gaza y de Cisjordania y el establecimiento de un estado palestino a lo largo de la frontera de 1967. El abogado Dov Weisglass, el jefe de gabinete de Sharon incluso admitió, en una entrevista mantenida con Haaretz el 5 de octubre de 2004, que ese había sido el motivo central en el diseño del dramático plan ideado por Sharon, quien es considerado el padre fundador de los asentamientos. Su objetivo fue sacrificar las comunidades en la Franja de Gaza para proteger a las existentes en Judea y Samaria. Sin embargo, él no pudo prever el día después.

Cuando la retirada comenzó a materializarse y todo el mundo se dio cuenta que Sharon hablaba en serio, los palestinos trataron de persuadir a la clase política israelí de llevar a cabo la retirada en Gaza en cooperación con la Autoridad Palestina (AP). Mohammed Dahlan, el entonces asesor de seguridad del presidente, Mahmoud Abbas y más tarde su enemigo jurado, trató de explicar al ministro de Defensa israelí, Benjamin (Fuad) Ben Eliezer y al director del Shin Bet, Avi Dichter, que cooperando con la Autoridad Palestina y presentando a la desconexión como una acción diplomática conjunta ayudaría a Israel en el futuro, mientras aseguraba el control de la Fuerza de Seguridad Preventiva Palestrina sobre el área a ser desalojada. Pero Sharon no quería oír hablar de ello. Insultó a Abbas llamándolo pato cojo y consideró a miembros de alto rango de la Autoridad Palestina con una visión negativa similar.

Hamas se apropió de la retirada israelí, ganó las elecciones del 2006, tomó el control de Gaza y por la fuerza desplazó a Fatah. Las profecías catastróficas se hicieron realidad. Gaza se convirtió en”Hamastan,”así como lo habían advertido los detractores de la retirada.

Pero esto no fueron todos los errores cometidos por Israel. Cuando Hamas ganó las elecciones, el primer ministro Ehud Olmert anunció sanciones económicas a la Autoridad Palestina, debilitando aún más a su Fuerza de Seguridad Preventiva y su capacidad de contrarrestar el creciente poder de Hamas. Después del golpe, que fue organizado por miembros del ala militar de Hamas, las Brigadas de Izz ad-Din al-Qassam y el ataque a las instituciones de la AP por Hamas en el 2007, Olmert declaró un atroz bloqueo generalizado sobre Gaza que ha estado vigente los últimos ocho años. Desde entonces, Hamas ha canalizado su esfuerzo y energía en levantar el bloqueo y preservar su dominio.

La realidad muestra que Hamas se convirtió en fuerza política y militar líder de la sociedad de Gaza, solo a meses después de la desconexión. Pero debido a que el público israelí siente que la retirada ha sido calamitosa para los residentes del sur del país y que se ha incrementado la amenaza de la seguridad es necesario plantearse estas preguntas. Si la desconexión hubiera sido implementada como una acción diplomática coordinada con la AP, ¿se habría apropiado Hamas de la “expulsión del enemigo sionista de Gaza?”¿Pudo Israel haber seguido manteniendo aún los asentamientos en Gush Katif, la aldea de Kfar Darom y la parte norte de la Franja de Gaza y defendido a sus residentes? ¿Es el lanzamiento de cohetes desde Gaza la consecuencia del bloqueo? ¿Se origina por los intentos de Hamas de presionar a Israel a levantarlo? Estas cuestiones seguirán siendo hipotéticas. Sin embargo, cuando se cumple el décimo aniversario de la retirada, ellas deberían ser formuladas. Unos días antes que las FDI evacuaran sus tropas de la Franja de Gaza, este escritor viajó al asentamiento de Netzarim, en el centro de Gaza, con Ihab al-Ashkar, un ex militante del Fatah que sirvió como comandante supremo en la primera Intifada en Gaza.

Y él dijo: “Ahora, como están dejando Gaza, hay dos opciones; si lo hacen con prudencia, Gaza va a prosperar y se convertirá en un Jardín del Edén. La gente va a trabajar y pensará solo en el futuro. Si ustedes se van, nos encierran y tiran la llave, Gaza se convertirá en una gran jungla, y ustedes sufrirán.

Fuente: Al Monitor - 15/7/2015 - Traducción: Israel Laubstein.

 

 

 

Apoye la Iniciativa de Ginebra: envíe un e-mail a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Escriba en la línea de asunto: "Apoyo Ginebra", e informe su nombre completo, profesión/actividad y ciudad/provincia.

¿Por qué donar a
Argentinos Amigos de Paz Ahora?