Los 50 años de ocupación unirán el campo de la paz de Israel?

Imprimir

Escrito por AKIVA ELDAR

La carta enviada el 15 de Mayo por la administración pedagógica del Ministerio de Educación de Israel a los directores de escuelas en todo el país, anunció que "Los 50 años de una Jerusalén unificada" será el tema del próximo año escolar, que comienza el 1 de septiembre. Los titulares de las instituciones educativas  fueron informados de  que tendrán a su disposición un "programa para profundizar la afinidad y la conexión de los estudiantes con Jerusalén." la carta decía: "el programa está diseñado para todo el alumnado de país" con "ciertas adaptaciones para las características únicas de diversos grupos de la población. "sería interesante saber cómo se está adaptando el programa para los estudiantes árabes que son ciudadanos israelíes. Aún más interesante podría ser la "adaptación única" para los niños de la escuela del campo de refugiados anexado de Shuafat.

El gobierno fue rápido hace dos años al formar un comité directivo compuesto por representantes de organismos gubernamentales y la municipalidad de Jerusalén para preparar celebraciones del 50 aniversario de la unificación de Jerusalén Occidental judía y Jerusalén Este palestina. El 11 de agosto, el Consejo de Ministros aprobó la recomendación del primer ministro Benjamin Netanyahu, quien también es ministro de comunicaciones, para emitir un sello postal que denota el 50 aniversario de la unificación de Jerusalén y un sello postal que marca los 50 años de asentamientos judíos en los Altos del Golán y en el valle del Jordán y Judea y Samaria. La municipalidad de Jerusalén, el Consejo Yesha (organización que agrupa a los colonos), los asentamientos y las organizaciones ricas de derecha, como Elad, que controla efectivamente la parte oriental de la Cuenca Santa de Jerusalén, ya se encuentran en pleno proceso de preparación. La dirección del Partido Avodá, cuyos líderes en el pasado iniciaron la anexión de Jerusalén en 1967 y establecieron los primeros asentamientos en Cisjordania, eguramente será invitados de honor en las celebraciones.

Hay muchos en Israel para quienes junio de 2017 marcará la anexión unilateral de Jerusalén Este y decenas de sus pueblos de los alrededores. Para ellos, el asentamiento más allá de la Línea Verde va en contra de los intereses de un Estado judío y democrático de Israel, por no hablar de que constituye una prolongada pantalla de violaciones de derechos humanos contra los palestinos, que han vivido en estas áreas durante generaciones. En lo que a ellos respecta, la empresa de los asentamientos constituye un obstáculo para la paz con sus vecinos.

Este es el momento de pedir al público israelí que 50 años de ocupación ya son suficientes. Puede un pueblo ser gobernado por siempre sin que se le otorguen derechos civiles? ¿Los judíos sionistas realmente quieren que sus bisnietos nazcan dentro de 50 años viviendo en un estado en el que una minoría judía gobierna sobre una mayoría no judía?

El estrecho seguimiento de las actividades dentro de las organizaciones no gubernamentales de izquierda (ONG) ante los 50 años de la Guerra de los Seis Días ya sugiere una oportunidad totalmente perdida. Los largos años de ocupación han dado lugar a un sinnúmero de organizaciones de paz y de derechos humanos. Cientos de empleados asalariados y voluntarios, personas bien intencionadas en gran medida, están dedicando su tiempo y energía para avivar las brasas de la paz y los derechos palestinos. Ellos no son disuadidos por la legislación hostil y la salvaje incitación por parte del primer ministro y su grupo de colaboradores. Ellos son los que advierten a la comunidad internacional sobre la injusticia de la ocupación israelí y sobre el mantenimiento de lo que queda de la creencia de que los ciudadanos judíos de Israel tienen intención de paz.

Como Shlomi Eldar escribió el 12 de agosto en Al-Monitor, casi todas esas ONG tiene un "ministro de exteriores" con la tarea de ampliar los vínculos con las organizaciones internacionales y con los gobiernos que ejercen influencia sobre Israel. La pieza citó al rabino Arik Ascherman, quien recientemente dejó Rabinos por los Derechos Humanos - una organización importante que él estableció y dirigió – para crear una organización rival, Khakel: Un Pacto de Defensores de los Derechos Humanos. El fundador de Ir Amim (Ciudad de Naciones o Ciudad de los Pueblos), Danny Seidemann - uno de los principales expertos del país en Jerusalén - estableció un grupo llamado Jerusalén Terrestre. El comandante general retirado Amnón Reshef fundó Comandantes para la Seguridad de Israel, que compite con un grupo llamado Asociación por la Paz y la Seguridad.

Un escaneo rápido muestra no menos de una docena de organizaciones dedicadas a la promoción de la paz basados en una solución de dos estados, el diálogo entre los pueblos y la Iniciativa de Paz Árabe. Un número similar de organizaciones están promoviendo activamente los derechos humanos de los palestinos en los territorios ocupados: Paz Ahora, el Centro Peres para la Paz financiado por el estado, la Iniciativa de Ginebra, Bloque para la Paz de Israel (Gush Shalom), Futuro Azul y Blanco, la Iniciativa de Israel, la Iniciativa regional, Centro de Investigación e Información Israel / Palestina, Combatientes por la Paz, Círculos de Padres - Foro de Familias, Mujeres para Hacer la Paz, Asociación para los Derechos Civiles en Israel, B'Tselem, Yesh Din, Hamoked, Ir Amim, Jerusalén Terrestre, Bimkom , Mahsom Watch, Ta'ayush, Rabinos por los Derechos Humanos, Khakel, Gisha y Rompiendo el Silencio. Esta es solo una lista parcial.

La única iniciativa del campo de la paz en el horizonte por delante de los 50 años de la ocupación se ha congregado en torno a Paz Ahora. La vaga consigna elegida para la campaña - "Decidir a los 50" - está diseñada para atraer a los israelíes preocupados desde el centro político y la derecha moderada que son frenados por las definiciones "polémicas" como "izquierda", "ocupación" y "apartheid. " El destino de las iniciativas para organizar reuniones por la paz y las protestas contra la ocupación en junio de 2017 pende de un hilo.

La derecha está marcando celebraciones de la victoria, mientras que la izquierda juega el papel del profeta del Día del Juicio Final y aguafiestas. En las últimas semanas, las diversas organizaciones de paz han mantenido conversaciones sobre cómo hacer frente a este desafío. La derecha tiene a su disposición una gran cantidad de fondos públicos, un periódico diario y gratuito de circulación masiva (Israel Hayom, propiedad del multimillonario estadounidense y patrón de Netanyahu Sheldon Adelson), canales de televisión populistas (como Canal 20), un sistema de educación obediente, donantes judíos, evangelistas generosos y surtidas organizaciones exentas de impuestos. Las organizaciones de izquierda están persiguiendo a un puñado de donantes y deben hacer frente a recortes de fondos significativos de la Unión Europea y sus estados miembros a raíz de la crisis económica en el continente y la necesidad de ayudar a las masas de refugiados de Oriente Medio. Los profesores de Educación Cívica tienen cuidado de educar los valores que se perciben en el Israel de hoy como de "izquierda", tales como la igualdad de derechos, y los suscriptores del diario Haaretz son considerados virtuales traidores.

En ausencia de una oposición partidaria efectiva, la sociedad civil es la última esperanza que queda del campo de la paz y la democracia. Es demasiado importante y demasiado débil para estar divididos. El 50 aniversario de la "unificación de Jerusalén" presenta una oportunidad única para cerrar filas en defensa de los valores que una vez fueron activo inalienable de Israel.

Fuente: Al-Monitor – 25/8/2016 - Traducciòn: Roberto Faur.

 

Apoye la Iniciativa de Ginebra: envíe un e-mail a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Escriba en la línea de asunto: "Apoyo Ginebra", e informe su nombre completo, profesión/actividad y ciudad/provincia.

¿Por qué donar a
Argentinos Amigos de Paz Ahora?