El proyecto de ley de Estado-Nación deshonra a Israel

Imprimir

Escrito por ALON BEN-MEIR

Resultado de imagen para ALON BEN MEIR

El proyecto de ley de Estado-Nación deshonra a Israel. El despreciable proyecto de ley muestra la dirección hacia la que se dirige el gobierno de Netanyahu, reforzando y promoviendo un profundo sentido de segregación social. La aprobación de la ley marginará instantáneamente al 20% del país, que son ciudadanos árabes, y aumentará su estigmatización por parte de la mayoría judía.

Además, alienará y distanciará a los países árabes que buscan lazos más estrechos con Israel debido a la amenaza iraní. Netanyahu calcula mejorar las relaciones, pero sería un tonto si supone que los países árabes, no obstante su colaboración táctica con Israel, lo reconocerían y establecerían relaciones diplomáticas a expensas de los palestinos.

Si Netanyahu quiere preservar el carácter nacional judío de Israel, debe concentrarse en mejorar las despreciables condiciones bajo las cuales centenares de miles de israelíes viven -ciudadanos afectados por la pobreza cuyos niños van a dormir hambrientos. Debe concentrarse en los miles de israelíes, muchos con títulos universitarios, que emigran de Israel porque no tienen buenas oportunidades de trabajo.

Debería atraer a los cientos de miles de israelíes que abandonaron Israel porque se enfermaron y se cansaron del conflicto interminable con los palestinos. Muchos de ellos abandonan el país porque no quieren que sus hijos sean reclutados en el ejército. Debería proporcionar subsidios mucho mayores a las familias numerosas para dar a sus hijos la oportunidad de adquirir educación superior.

Sin duda, la continuación de la ocupación es la madre de todo mal, y más pronto que tarde, a menos que la ocupación llegue a su fin, Israel tendrá que elegir entre ser una democracia con una mayoría judía sostenible o un régimen autoritario parecido a un estado de apartheid con todo lo que ello implicaría.

La próxima visita del presidente Trump a Israel será una pérdida de tiempo, porque no importa lo que él escuche de Netanyahu en conexión con su voluntad de hacer la paz con los palestinos, será falso y sin mérito. De la misma manera, la reunión de Trump con Abbas puede ser inútil ya que Abbas no puede hacer ninguna concesión significativa sin un importante gesto israelí.

Trump puede contar con sus así-llamadas habilidades de negociación, pero una vez en Israel pronto se dará cuenta de que no importa cuán magistral negociador él pueda ser, no hará mella en acercar al gobierno de Netanyahu y el de Abbas.

Si Trump tiene alguna destreza negociadora para ostentar, debería concentrarse en dos cosas: detener la expansión de los asentamientos y detener la incitación de los palestinos. Si fuera a lograr eso solo, hará una importante contribución al proceso de paz.

Alon Ben-Meir es un experto estadounidense en política de Oriente Medio y un prolífico autor y comentarista de medios, especializado en negociaciones de paz entre Israel y los estados árabes.

Fuente: SISO – Save Israel, Stop the Occupation – 15/5/ 2017. Traducción: Isaac Roberto Faur.

 

Apoye la Iniciativa de Ginebra: envíe un e-mail a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Escriba en la línea de asunto: "Apoyo Ginebra", e informe su nombre completo, profesión/actividad y ciudad/provincia.

¿Por qué donar a
Argentinos Amigos de Paz Ahora?