Por qué debemos llevar luz a la oscuridad de Israel

Imprimir

Escrito por DANIEL BAR-TAL

Resultado de imagen para daniel bar-tal

Asumir la responsabilidad es probablemente uno de los retos clave que enfrentan los seres humanos, ya sea para sí mismos, para su propio grupo o nación, o hacia otros. Asumir la responsabilidad significa que la persona decide libremente asumir responsabilidad por la falta moral percibida para rectificarla.

Dos historias familiares me han guiado a través de la vida. En 1939, a mi madre de 27 años le solicitó su ansiosa abuela que localizara a las unidades soviéticas estacionadas en las afueras de su Chelm natal en el este de Polonia, e instarles a que regresaran a la ciudad para impedir la violencia contra los judíos.

Un oficial soviético le dijo: "No puedo mover la unidad porque recibí órdenes de retirarme. Pero soy judío y sé lo que los nazis alemanes harán con los judíos. Mi sugerencia es que subas en el camión y viajes hacia el este con nosotros, esta es tu única oportunidad de sobrevivir."

Mi madre evaluó de inmediato la situación y decidió subir al camión. Ella sobrevivió, pero casi ninguno de los judíos que quedaron en Chelm lo hizo, ni el resto de su familia en Varsovia.

La segunda historia se refiere a la hermana de mi madre, que tenía 16 años cuando estalló la guerra y fue trasladada al Ghetto de Varsovia, donde se unió a un grupo de resistencia judía. En 1942 su hermano la llevó a una familia polaca en el lado ario de Varsovia, pero al año siguiente recibió un llamado para regresar al ghetto y participar en un levantamiento futil para mostrar al mundo que los judíos podían resistir su exterminio. Nunca descubrimos lo que le pasó. Ella desapareció en la conflagración de la lucha judía por la libertad.

En ambos casos, la responsabilidad fue tomada muy seriamente para elegir la libertad: mi madre optó por la supervivencia personal, mientras que su hermana optó por la solidaridad grupal y la muerte casi segura.

El judaísmo responsable está basado en la cultura y erudición judías. Todos los libros sagrados, incluida la Biblia judía, contienen mandamientos diferentes, a menudo contradictorios. Sin embargo, como judíos responsables tenemos el deber de pensar, evaluar y elegir lo que nos parece moral y justo.

Rabí Hillel resumió la Biblia hebrea así: "Lo que es detestable para ti, no lo hagas a tu prójimo". Nuestras experiencias de conversiones forzadas, expulsiones y pogroms deberían hacer girar la enseñanza de Hillel como una brújula moral para nuestro comportamiento futuro . Esto nos obliga a erradicar las inclinaciones racistas, antidemocráticas, nacionalistas y totalitarias de los sistemas políticos, sociales y educativos.

Años más tarde mi madre regresó a Polonia con otros sobrevivientes para ver los cementerios que aún existían. Había aprendido una lección básica sobre su destino: sería una judía responsable que optaba por una vida moral de justicia, libertad, igualdad y paz.

De vuelta en Israel, a sus ochenta años, se unió a un grupo de "Mujeres de Negro" para exigir el diálogo con el enemigo palestino. Fue su decisión inequívoca y libre estar de pie allí permaneciendo firmemente convencida de que nosotros como judíos debemos luchar activamente para traer paz y justicia a nuestra tierra en conflicto.

En el espíritu de tikkun olam (literalmente, reparación del mundo) y en la tradición de los profetas, muchos judíos han luchado contra las políticas inmorales, represivas y antidemocráticas en todo el mundo: en los Estados Unidos por la libertad y los derechos humanos; en Sudáfrica contra el mal del apartheid, o en Argentina contra la dictadura.

Sin embargo, las batallas por un mundo mejor aún no han terminado. Vivimos en un mundo donde la oscuridad está ascendiendo. Como judíos responsables debemos responder siempre que la moral sea profanada, la justicia derrotada, la igualdad denegada o los derechos humanos violados.

Los 50 años de ocupación de Israel es una oscuridad que choca con los sueños de los padres fundadores del estado, ya que ha mantenido a millones de palestinos bajo la ocupación israelí durante medio siglo. Conduce a más derramamiento de sangre y debilita la estructura democrática y moral de la sociedad israelí.

El movimiento Save Israel-Stop the Occupation (SISO) pretende unir a los judíos de todo el mundo con este fin, en el espíritu de igualdad, justicia y libertad, y como expresión de nuestra preocupación y amor por Israel. El costo del silencio excede en mucho al costo del involucramiento en términos tanto de nuestra identidad judía como de la naturaleza del futuro de Israel.

En Levítico 25:10, se ordena: "Y santificaréis el año cincuenta y proclamaréis libertad por toda la tierra a todos sus habitantes. Será un jubileo para ti; y tú devolverás a cada hombre su posesión; y retornarás a cada hombre a su familia".

Como judíos responsables entendemos: una nación no puede ser libre cuando priva a otra nación de su libertad. Nuestra voz debe ser escuchada - "libertad para los palestinos".

Daniel Bar-Tal es profesor emérito en la Escuela de Educación de la Universidad de Tel Aviv y fundador de Save Israel-Stop the Occupation.

Fuente: The Jewish Chronicle - 15/5/2017- Traducción: Isaac Roberto Faur.

 

 

Apoye la Iniciativa de Ginebra: envíe un e-mail a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Escriba en la línea de asunto: "Apoyo Ginebra", e informe su nombre completo, profesión/actividad y ciudad/provincia.

¿Por qué donar a
Argentinos Amigos de Paz Ahora?